Generalmente viajan para aprender y escribir, para deslumbrar a los que se quedaron en casa. Por eso van con los guías, apuntando anécdotas y fechas, y no ven nada en realidad, no sienten. El único sistema para viajar es la lentitud y la facultad de demorarse en donde nos coja el amor. Pero, ¿la fotografía? Nada se ve por enfocar: “Hágase más para acá, a la derecha; levante la cabeza…”. Con un fotógrafo no se puede viajar.

Fernando González en El hermafrodita dormido.

Anuncios

Fragmento

Minientrada